2do – Webinar “TELETRABAJO: Una realidad, oportunidades y desafíos.

Segundo Encuentro:: “Experiencias e Impactos Socio-Culturales”

Por Ana Guerchunoff.

Esta nota tiene como objetivo compartir a toda la comunidad nuestra segunda actividad virtual – WEBINAR – Desde nuestros principios, consideramos oportuno generar instancias de formación y debate que tengan como objetivo analizar el estado de situación de la Argentina en términos políticos, económicos y sociales.

Ésta oportunidad IEDES reunió a tres referentes que reflexionaron sobre las consecuencias que trae aparejado el teletrabajo en las personas, el estrés que genera, las diferencias que se acentúan y la pérdida del ámbito laboral como un lugar de pertenencia colectiva, entre otros temas.

La jornada, contó con la presencia de Patricia Altamirano, decana de la facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba, UNC, Tania Rodriguez, politicóloga y docente de la UBA y Héctor Morcillo, Secretario General de FTA aportaron su punto de vista al impacto de esta nueva modalidad de trabajo que atraviesa a los y las trabajadoras y sus familias.

El encuentro organizado por IEDES contó con el apoyo de las universidades Católica y Provincial, la organización “Juntas mujeres por el derecho a la ciudad” y la Federación de trabajadores de la industria alimenticia de Córdoba.

«El teletrabajo no comenzó ahora», recordó Patricia Altamirano apenas empezó su disertación, pero sí reconoció que era uno de los pocos países que no contaba con ley. Se permitió compartir algunas reflexiones para poder pensar juntos y juntas lo que se puede observar luego que irrumpiera de esta manera intramuros. En este sentido, Altamirano dijo que se puso en cuestión algunos mitos, por ejemplo: “se puede trabajar más cómodo en la casa, te organizas mejor o la brecha de la desigualdad de género o discapacidad se acorta”. Nada de esto ocurrió, más bien todo lo contrario sostiene la decana de la facultad de Psicología.

Si bien la ley ayuda a poner algo de orden, lo cierto es que lo que se advierte es una sobrecarga de trabajo, angustia e incertidumbre. Se mezcla el espacio laboral con el familiar; no se establece un límite en la disponibilidad de los y las trabajadoras. Esta nueva realidad requiere nuevas estructuras y liderazgos que generan confianza y nuevos contratos en los equipos de trabajo, en donde se propicie la reflexión sobre la nueva identidad laboral y se favorezca el trabajo por objetivos.

Para la decana de la facultad de Psicología solo se podrá lograr ejercer el teletrabajo de una manera saludable si se atienden estas cuestiones mencionadas anteriormente.

Los tres disertantes coincidieron en la preocupación que trajo aparejado esta modalidad de trabajo en aumentar las desigualdades de género ya que el trabajo feminizado es el que se lleva la peor parte.

“se puede trabajar más cómodo en la casa, te organizas mejor o la brecha de la desigualdad de género o discapacidad se acorta”.

Patricia Altamirano .

Tania Rodriguez prefirió referirse a la situación que atraviesan las mujeres en contexto de pandemia. “Estamos trabajando en nuestras casas en el medio de la pandemia”. Es decir, las desigualdades ya estaban, ahora se intensificaron ya que se mezclan las tareas de cuidado con las laborales. Las mujeres no solo sufren la sobrecarga laboral sino que son las más vulnerables a la hora de reducir ingresos o perder el empleo.

“Estamos trabajando en nuestras casas en el medio de la pandemia”.

Tania Rodriguez

El conversatorio estuvo coordinado desde IEDES por Nadia Nester y finalizó con la exposición de Héctor Morcillo. Compartió su análisis de la situación del mercado laboral, dijo que se generan pocos puestos de trabajo y en su gran mayoría son precarios. “Esa es la tendencia”, dijo y agregó que el teletrabajo no está exento de esta situación

Desde la Federación se trabaja por la sindicalización del teletrabajador, ya que es el modo de poder sostener los derechos conquistados. Además, reconoció que esta modalidad atenta con el trabajo colectivo y el sentido de pertenencia que eso genera. Morcillo habló de las “condiciones de época”, que dice “tu puedes” y eso genera que cada trabajador o trabajadora se convierta en su propio explotador. En la misma línea se refirió a los “atracones de trabajo”, que es cuando los trabajadores o trabajadoras se llenan de trabajo para realizarlo en menos cantidad de tiempo.

«La nueva ley de Teletrabajo es muy buena; comparó con lo que sucede en otros países de Europa en donde se habla del contrato hora cero que significa trabajar sin horario o sea todo el día. Por cierto, aseguró, esto genera mayor ansiedad y estrés».

Hector Morcillo

El dirigente sindical coincidió con las dos expositoras que le precedieron en lo que se refiere a la desigualdad de género que se produce también en el ámbito laboral y en el vínculo que se genera cuando no es presencial. Al respecto, dijo: “Es muy diferente resolver un conflicto por wathsapp, por eso es muy importante generar confianza”. En este sentido, reconoció que hay que seguir trabajando en nuevas paritarias en donde se contemplen las negociaciones con perspectiva de género”.



Leave a Reply

Your email address will not be published.